En este último encuentro de Constelarte sobre la conciencia,  realizamos un constelación para ver como estas tres conciencias (personal,familiar-grupal, espiritual) se interaccionaban, elegimos a tres representantes, uno para cada una de ellas y esto es lo  sucedido:

La representante de la conciencia personal enseguida se sintió desorientada y ansiosa luchaba por permanecer de pie y moverse a placer por la sala, , pero sus movimientos  iban perdiendo vigor y estabilidad y paulatinamente fue entrando en un proceso, que se percibía como de resistencia,  hasta llegar a la postura de “reconocimiento y humildad” que aparece en la foto de presentación del post, en la que finalmente  se encontró en su lugar tranquila y participando. La conciencia familiar -grupal mientras tanto  estaba de pie en una distancia equidistante entre la personal y espiritual, sus brazos extendidos hacia ambos lados como tratando de sintonizar a ambos, buscaba con los dedos lo sutil de la atmósfera,  sin embargo, no mostraba demasiada inquietud hacia la conciencia personal, simplemente trataba de orientarse hasta encontrar el lugar medio entre ambas, que se situaban a cada lado. En este tiempo el representante de la conciencia espiritual, inmediatamente ocupo un lugar frente al cuadro de la sala, que muestro en la foto:primodial

su mirada absorta en el , no era distraída por ninguno de los movimientos de sus compañeras, se mostraba imperturbable , sereno y constante en la contemplación del cuadro, sin embargo era pura atracción la que sentíamos todos  hacia ella, su aparente ensimismamiento era muy lucido y transparente, nos sentíamos llenos al poco de fijar la atención en ella, y así teníamos que volver la vista hacia las otras conciencias, para al cabo de un rato, de nuevo necesitábamos llevar la vista hacia de donde todo parecía tener sentido. Así estuvimos un tiempo , una vez que la conciencia personal encontró la postura, pensábamos que podíamos permanecer por un tiempo infinito en esta sala. La orientación  final de las tres mirando hacia el cuadro; la conciencia personal, sin saberlo ya que estaba con la cabeza en el suelo, la familiar también a pesar de no mirar hacia allí, su relación  con ambos, la hacia orientarse si querer en esa dirección, la conciencia espiritual desde el segundo 0  ya estaba en esa dirección..

Nos empapamos bien de la representación , hasta que fue suficiente, lo supimos al tiempo todos y así nos fuimos recogiendo a nuestro cuerpo.. un poco mas tarde sentimos la necesidad de colocarnos en la misma postura de la conciencia personal…un tiempo suficiente para reconocer el alivio. Después el taller siguió avanzando entre las distintas conciencias, buscando imágenes que solucionen aquello que llamamos nuestro… Gracias a todos por tan bella experiencia.

A continuación os dejo unas  notas sobre las diferentes conciencias  en las que participamos.

Uno de los hallazgos, para mi, mas impresionantes de  Bret  Helliguer  es la diferenciación de las distintas conciencias en las que participamos, así, como sus leyes y como estas se interaccionan en nuestra vida.

La conciencia personal, la conciencia familiar( (o  también grupal  ya que sus leyes  rigen cualquier grupo, empresa, nación..etz) y la conciencia espiritual, se van extendiendo en círculos con-céntricos cada vez más amplios.

Cuando encontramos un obstáculo en nuestra vida,  lo percibimos desde nuestra conciencia personal, y en un intento de solución apelamos a esta conciencia para librarnos de él, sin embargo en muchas ocasiones  no encontramos solucion, a pesar del esfuerzo heroico que hacemos, debemos entonces admitir que nuestras fuerzas están en vinculación y dependencia con todos aquellos  grupos que nos sustentan, sobre manera el grupo familiar.

En las constelaciones vemos  como esta conciencia grupal difiere de la personal fundamentalmente porque aquella vela por todos por igual, distinguiéndose así de la personal y en muchas ocasiones en clara confrontación, llegando esta conciencia grupal dirigir los destinos personales.

Así la conciencia personal se identifica con  el bien o mal, bueno o malo, para mi, mientras que en la conciencia familiar o grupal se delimita por la pertenencia o exclusión.

Sin embargo aún este concepto grupal  resulta insuficiente para explicar la existencia, ya que los grupos por su definición misma entran  en conflictos y tratan de excluirse, la pertenencia  a un grupo: familiar, nación, equipo… excluye la pertenencia a otro. Así este limite solo es superado por la conciencia espiritual, esta no distingue entre grupos y los suma a todos.

×
Hola, en que te puedo ayudar?