Philomena
En muchas ocasiones la realidad supera la ficción. Pero en muchas ocasiones también hemos necesitado del arte: la música, la pintura, el cine para expresar nuestras más profundas emociones.
Philomena es la pélicula dirigida por Stephen Frears, basada en el libro “the lost child of Philomena Lee”. La película, lee un punto de vista, la novela lee otro y Philomena cuenta  otro , y éste es en el que me gustaría comentar.
En el artículo publicado en Mail Online Philomena Lee: ‘To think the nuns never told us my son was searching for me’ By CATHERINE O’BRIE. La periodista pone el titular en una de las frases de Philomena que sin duda conecta con la necesidad de rabia que sospechamos que cualquier mujer padece ante una situación así.Pero uno de los asuntos en el que han coincidido todos los escritores de  la historia de Philomena no es esta rabia, sino el grado de aceptación en el que parece vivir Philomena todo el proceso.
En un punto del artículo se narra como Philomena siente la necesidad de compartir la perdida de su hijo primero cuando se casa y antes de hacerlo quiere contarle a su futuro marido el vinculo que tiene con su hijo dado en adopción. Él le dice ” el pasado lo dejamos en el pasado” para comenzar una vida juntos. Pero los sistemas son muy sutiles y Philomena sospecha que el secreto tiene que desvelarse cuando ve que su hija parece volver a repetir la historia. Se queda embarazada con 17 años, pero en esta ocasión Philomena dice ” estaba conmocionanada, pero no había forma de que fuera a permitir que otro niño dejara la familia”. Su nieta nació en 1979 y Philomena estaba allí para apoyar a su hija. Todavía pasarían unos años antes de que pudiera compartir su pérdida con sus hijos.
A todos los que conocen la historia les parece sorprendente el nivel de aceptación con el que Philomena la vive, pero solo cuando aceptamos que las cosas que sucedieron como sucedieron somos capaces de amar y seguir hacia adelante.
Los puntos de vista desde los que podemos mirar nuestra historia son muchos y variados.
Este es un ejemplo de como ve esta historia un director de cine, un escritor, un periodista y la propia Philomena.Todos miran la misma historia pero desde lugares muy diferentes. La mirada de las constelaciones se asemeja mucho a esta mirada de Philomena que sabe en su interior que hay un movimiento más grande que surje desde el amor aunque en muchas ocasiones este amor esté mal entendido, y la intuición que sentimos todos de lo importante que es integrar a todos los miembros de nuestra familia para pode honrarlos y reconocerlos.

×
Hola, en que te puedo ayudar?