Constelaciones , visualizaciones, viajes del alma… Allí donde, en el  día día no podemos alzar la mirada , las constelaciones traen un aire fresco inspirador que nos vuelven a poner en sintonía con las energías  que nos conectan con la vida y todas sus consecuencias.

Las relaciones de pareja tienen que ver con la vida.  A través de la relación de pareja la vida se transmite. ¿De dónde tienen las parejas la vida? ¿Les pertenece? ¿O solamente fluye a través de ellas?

Independientemente de que cómo el hombre y la mujer sean personalmente, la vida fluye a través de ellos a raudales. El hombre y la mujer transmiten toda la vida, así como ellos la recibieron de sus padres y como sus padres la recibieron desde muy lejos.

Unan pequeña e inspiradora historia de Hellinguer.

“El árbol de la vida

Yo tengo frente a mí la imagen de un árbol. En otoño sopla el viento y esparce las semillas. Una de las semillas cae en un suelo fértil, otra sobre un suelo pedregoso. Cada semilla debe desarrollarse allí donde cayó. Ella no puede elegir el lugar. Del mismo modo nosotros no podemos elegir a nuestros padres. Ellos son el lugar en donde nuestra vida florece, solamente allí. Si las semillas de un árbol cayeron en suelo fértil o sobre tierra pedregosa, más allá de cómo crezca, el árbol será igualmente perfecto. Y él también dará frutos. Sus semillas serán esparcidas nuevamente y ese mismo árbol crecerá de maneras distintas en diferentes lugares. Para que nosotros podamos crecer tenemos, por esa razón, que definir el lugar al que estamos ligados, independientemente de cómo sea. Más allá de las “ventajas” o “desventajas”, cada lugar obliga a un desarrollo particular. Cada lugar ofrece oportunidades especiales y fija determinados límites. Pero la vida misma es tanto en un lugar como en otro pura y auténtica.” Bert Hellinguer.

×
Hola, en que te puedo ayudar?