Culpa inocencia son las dos caras de la moneda de nuestras relaciones, y en ultima instancia una manifestación de nuestra conciencia, son dos sentimientos que se alternan y provocan un movimiento necesario para sostener la vinculación y el movimiento hacia la vida.

La culpa es un sentimiento doloroso y nos invita a compensar, expiar, dar, la inocencia es un sentimiento agradable, que nos hace sentirnos libres…pero solo por un tiempo, ya que el vinculo y la fuerza de la vida empujan hacia una nuevo intercambio, donde es repetirán estos dos sentimientos. En culpa e inocencia, primero hay que distinguir cuando una culpa o una inocencia son nuestras o adquiridas de nuestros padres o abuelos. Tambien es muy general llevar una culpa temprana de nuestros ancestros y posteriormente realizar en nuestra vida esa culpa o inocencia, adquiriendo así un destino similar al del antecesor.

En ultima instancia culpa e inocencia, son la materia de la que se nutren los juicios, afinidades o rechazos de todo aquello que se manifiesta en el mundo, distingue lo que podemos experimentar y lo que no debemos mirar, si solo nos quisiéramos sentir inocentes, no iríamos mas allá de las fronteras de la conciencia familiar, así que formar una nueva familia ya exige pasar por la culpa de abrirse a algo nuevo representado por la pareja y su sistema, esta misma regla opera , para todos los demás grupos donde nos vemos involucrados, amigos, sociedad, trabajo, país…etc.

 

Visualización de Hellinguer.

Y ahora vamos a nuestra alma y miramos aquellas situaciones de las que nos sentimos culpables por las razones que sean o que fueran y miramos a los intentos que hicimos para deshacernos de la culpa, ¿qué expiación estábamos dispuestos a hacer?, ¿o a quién le echábamos la culpa en lugar de mirar nuestra propia culpa?. Y ¿qué efecto tenía en nuestra alma?.

Y ahora miramos más allá de esa culpa, a otra fuerza, la única fuerza creadora a la que todo está sometido, sea lo que sea que hagamos.

También nuestra culpa.

Miramos allí y decimos a esta fuerza: lo que haya sido mi culpa, ahora estoy al servicio de la vida, del amor, con fuerza.

Y, repentinamente, desaparece el campo de la consciencia, pierde su fuerza y se abre ampliamente para otro tipo de amor.

Y eso, ¿qué significa?: asentir a todo tal como es y tal como fue.

Y la mirada más allá de los límites de la consciencia, hacia otro amor, sin diferenciar entre el bien y el mal.

×
Hola, en que te puedo ayudar?